¿Por qué llevar a cabo la micropropagación de plantas de manera automatizada?

Te contamos cómo ahorrar tiempo y dinero con un preparador de medios.
¿Por qué llevar a cabo la micropropagación de plantas de manera automatizada?

Realizar parte de la micropropagación de tejidos vegetales mediante un preparador de medios supone un importante ahorro de tiempo y de dinero. Te contamos el porqué.

La micropropagación de plantas in vitro es un método empleado para clonar plantas completas de forma asexual. A partir del explante de una planta, ya sean sus hojas, tallos, raíces o semillas, se replica el vegetal en cuestión para después cultivarlo en el ambiente artificial y controlado de un laboratorio.

De este modo, se deja de estar a expensas de la climatología y de las plagas, entre otros elementos externos, para pasar a controlar aspectos como la temperatura, la humedad o los nutrientes esenciales. Todo lo necesario para conseguir genéticamente multiplicar plantas de calidad uniforme y sin enfermedades. Plantas idénticas al vegetal de muestra del que se tomó el explante.

Se practican dos tipos de micropropagación de plantas in vitro:

  • La embriogénesis somática: mediante esta técnica se desarrolla un embrión sin la unión y fertilización de gametos.
  • La organogénesis: por medio de una yema se obtienen tallos, raíces o flores, que, a su vez, crean más brotes.

Etapas de la micropropagación

Recordemos las fases del proceso de micropropagación de plantas para destacar en qué punto podemos utilizar un preparador de medios y así optimizar el flujo de trabajo operativo en los laboratorios de cultivo de tejidos vegetales:

1. Selección

Etapas de automatizar la micropropagación con un preparador de medios: selección

Antes de proceder a la micropropagación es necesario elegir la planta a replicar, por lo general, por su estado de crecimiento activo con un desarrollo sano y vigoroso y por sus características genotípicas y fenotípicas. Una vez escogida, se deberá introducir en el laboratorio o invernadero de manera escalonada, por semanas o meses. Con el fin de conseguir un cultivo aséptico y libre de enfermedades.

2. Muestreo y cultivo

Etapas de automatizar la micropropagación con un preparador de medios: muestreo y cultivo.

Se extraen los explantes de la planta seleccionada, se desinfectan para evitar que los microorganismos existentes en la superficie de los tejidos de la planta supongan un problema en las etapas posteriores de la micropropagación. A continuación, se colocan en un medio de cultivo, el cual, previamente, deberá esterilizarse porque es fundamental que dichas muestras estén en condiciones asépticas para que no puedan contraer ningún tipo de contaminante.

Es en esta fase, es cuando entra en juego el preparador de medios, ya que permite preparar, esterilizar, enfriar y dispensar los medios de cultivo en un solo equipo y con una excelente reproducibilidad lote a lote. Tareas que habitualmente se llevan a cabo de manera manual.

Contar con un preparador de medios te permitirá aumentar tu productividad, reducir costes, mejorar la calidad, poder disponer de mano de obra para tareas de mayor valor y, sobre todo, eliminar el error humano y minimizar los posibles accidentes.

3. Multiplicación

Etapas de automatizar la micropropagación con un preparador de medios: multiplicación.

Ya en un ambiente muy controlado y en el medio de cultivo, por lo general compuesto por agua, macro-elementos, micro-minerales, sustancias de crecimiento, vitaminas, azúcar y un agente gelificante; se espera la germinación de los explantes en una o dos semanas.

Los brotes surgidos de dichos explantes se separan y cultivan de nuevo, siempre en condiciones estériles y en un medio fresco, para inducir nuevos brotes. Esta operación se repite hasta alcanzar la cantidad de plantas deseada. Se procede a la subcultura, la creación de nuevas plantas (vitroplantas) genéticamente idénticas a la planta madre a partir de sus hojas, tallos, raíces o semillas.

4. Elongación y enraizamiento

Etapas de automatizar la micropropagación con un preparador de medios: elongación y enraizamiento.

Se deja que los brotes conseguidos se subcultiven en sus respectivos medios de cultivo para que crezcan y comiencen a echar raíces hasta desarrollar un sistema radical y una altura adecuada para transferirlos a un sustrato en condiciones de invernadero para su aclimatización. Para realizar estos nuevos medios de cultivo, podemos contar de nuevo con la ayuda del preparador de medios.

Y después se procede al enraizamiento, que consiste en aplicar, in vitro o ex vitro, un enraizante (producto químico o natural) para estimular el crecimiento de las raíces y de los brotes.

Por lo general, suelen añadirse auxinas y/o giberelinas (GAs). El primer regulador del desarrollo sirve para promover la formación de raíces y el segundo para la elongación de las plántulas. Estas sustancias pueden utilizarse de forma individual o en combinación.

5. Aclimatización y crecimiento

Etapas de automatizar la micropropagación con un preparador de medios: aclimatización y crecimiento.

La aclimatización se lleva a cabo para que las plantas vayan adaptándose al ambiente exterior y a vivir en condiciones naturales.

Dependiendo del sistema que empleemos para el enraizamiento, in vitro o ex vitro, esta fase será de un modo u otro. Si lo hacemos in vitro, las plantas jóvenes se trasladan a invernaderos porque necesitan de un ambiente adecuado para su crecimiento. Sin embargo, si aplicamos el enraizamiento ex vitro, la aclimatización se efectúa al mismo tiempo.

El objetivo de esta etapa es lograr ejemplares listos para su trasplante definitivo a campo, vivero o invernadero.

Ventajas de la micropropagación

Como ya sabes, los beneficios del cultivo vegetal in vitro son muchos, solo por recordar algunos:

  • Calidad uniforme de los productos
  • Multiplicación ilimitada de las plantas
  • Plantas idénticas en todos sus caracteres (clones)
  • Producción libre de pesticidas
  • Producción libre de OMG
  • Plantas sin enfermedades
  • Incremento exponencial de la producción
  • Producción rápida y sin restricciones estacionales
  • Ahorro de tiempo y de espacio
  • Reducción de costes
  • Conservación a largo plazo del material vegetal
  • Facilidad de exportar las plantas a otros países sin necesidad de cuarentena

Mejores resultados con el preparador de medios Serie AE-MP de RAYPA

Preparador de medios Serie AE-MP de RAYPA para automatizar la micropropagación de medios de cultivo.

La micropropagación de plantas in vitro es sin duda una técnica con muy buenos resultados a todos los niveles. Sin embargo, también puede suponer ciertos contratiempos.

Como ya hemos comentado anteriormente, en caso de realizar parte del proceso de manera manual, nuestro laboratorio de tejidos vegetales puede encontrarse con ciertos problemas, como accidentes laborales, con sus correspondientes bajas, y/o contaminación de las muestras.

Con el fin de evitar dichas adversidades y poder automatizar parte de este proceso, en RAYPA hemos creado la serie de preparadores de medios AE-MP. Un solo equipo para realizar cuatro procesos: la preparación, esterilización, enfriamiento y dispensación de los medios de tejidos vegetales.

Gracias al preparador de medios AE-MP de RAYPA, podrás conseguir un medio homogéneo y una manipulación segura, debido a su agitación ajustable, su refrigeración activa y sus rigurosas medidas de seguridad. De este modo, podrás garantizar la calidad de tus productos, con una excelente reproducibilidad lote a lote, y evitar posibles riesgos y accidentes.

Compartir publicación
Si te ha gustado ¿Por qué llevar a cabo la micropropagación de plantas de manera automatizada?

También te puede interesar

Un solo equipo para realizar de manera automática las 4 fases más relevantes.

Te contamos por qué tu laboratorio debería automatizar parte de dicho proceso.

Específico para laboratorios de microbiología y de cultivo de tejidos vegetales.