Fases del preparador de medios de cultivo de la Serie AE-MP

Un solo equipo para realizar de manera automática las 4 fases más relevantes.
Fases del preparador de medios de cultivo de la Serie AE-MP

Un solo equipo para realizar de manera completamente automática las cuatro fases más relevantes del proceso de preparación de medios de cultivo

Gracias al preparador de medios de cultivo de la Serie AE-MP de RAYPA, ahora en tu laboratorio de microbiología o de cultivo de tejidos vegetales podrás llevar a cabo la preparación, esterilización, enfriamiento y dispensación de medios de cultivo con un solo equipo y con una excelente reproducibilidad lote a lote.

Fases en la preparación de medios de cultivo

Por lo general, la preparación de medio de cultivo suele hacerse de manera manual, lo que conlleva ciertos riesgos durante su elaboración, como por ejemplo diferencias de calidad entre los distintos lotes o errores de contaminación, y también para el personal, como lesiones o quemaduras.

Resumamos las fases habituales en la preparación de medio de cultivo de modo manual:

  1. Como la mayoría de los medios de cultivo se comercializan en forma de liofilizados, precisan rehidratarse. Para ello hay que pesar los diferentes componentes, introducirlos en un recipiente, verter la cantidad exacta de agua destilada de acuerdo con el tipo de envase y remover manualmente o con un agitador.
  2. A continuación, es necesario llevar el medio a ebullición para seguidamente proceder a su esterilización, procesos que suelen efectuarse con una autoclave.
  3. Tras el tratamiento térmico, el operario deberá extraer los diferentes recipientes de la autoclave. Ello lo deberá hacer con sumo cuidado, ya que pueden estar muy calientes. En el caso de cocinar agar, no se puede dejar enfriar dado que gelifica al enfriase y una vez sólido no se podría dosificar.
  4. Finalmente, procederá la fase de dispensación del medio a las placas de Petri o tubos de ensayo. Esto puede realizarse manualmente mediante decantación o con una bomba dosificadora.

Riesgos en la preparación manual de medios de cultivo

Como ya sabrás, preparar manualmente medios de cultivo supone emplear una gran cantidad de tiempo, debido a las diferentes tareas a realizar (pesaje recipiente por recipiente, introducción del agua purificada, esperar la disolución del soluto, autoclavar los envases, esperar el enfriado, etc.). Y, además, puede implicar algunos riesgos. Por lo que respecta al preparado, se corre el riesgo de:

  • No pesar correctamente las cantidades de los diferentes elementos.
  • No obtener un preparado homogéneo debido a las dificultades para removerlo mientras se va calentando. Entre los problemas más habituales, se incluyen las burbujas, grumos y la falta de homogeneidad entre lotes.
  • Falta de trazabilidad sobre el proceso realizado.

En cuanto al personal, el peligro deviene por:

  • Manejar recipientes con líquidos a altas temperaturas.
  • Mantener posturas incómodas de forma repetitiva durante la elaboración y la dispensación. Acciones que pueden acabar en accidentes que, a su vez, pueden terminar en lesiones y bajas laborales temporales o de larga duración.

Preparación de medios de cultivo con un preparador de medios

1. Preparación

Fases del preparador de medios Serie AE-MP: preparación.

La primera fase es la preparación: elección y pesaje de los componentes y rehidratación con agua purificada. En el proceso automático con preparador de medios, las tareas a realizar son las mismas, pero con algunas diferencias significativas:

  • Tanto el pesaje como la adición del agua se hacen directamente en el equipo de una sola vez y no frasco por frasco. Primero, se introducen los componentes en el interior de la cámara y después se agrega el agua purificada.
  • El calentamiento y agitación del preparado se realiza de manera automática. Además, se puede ajustar a demanda.

Te podemos asegurar que, con nuestro preparador de medios de cultivo, además de tiempo, te ahorrarás errores en el preparado y accidentes laborales. En primer lugar, porque toda la preparación se lleva a cabo en el interior de la máquina y también porque cuenta con:

  • Homogeneidad absoluta de todo el volumen. Al no realizar preparados en botes, todo el preparado tendrá la misma composición y recibirá el mismo tratamiento de temperatura. Además la disolución del soluto está garantizada gracias a la continua agitación.
  • Calentamiento rápido y eficiente de toda la cantidad de golpe. Todo el medio de cultivo está expuesto al mismo tratamiento térmico y se consigue el mismo F0. No hay que realizar múltiples ciclos de producto con autoclave donde cada envase está expuesto al calor de forma distinta.

Al realizar todo el proceso directamente en el preparador, minimizas al máximo cualquier posible riesgo laboral y accidente, imposibilitando salpicaduras de soluciones corrosivas, quemaduras por remover el preparado caliente y dolores lumbares debido a las malas posturas. También minimizarás la contaminación cruzada por manipulación humana ya que hay muchos menos pasos manuales.

2. Esterilización

Fases del preparador de medios Serie AE-MP: esterilización.

La esterilización es una de las fases más complicadas de todo este proceso, ya que requiere de mucha exactitud y precisión. Quedarse corto causará problemas de contaminación y excederse implicará una pérdida de tiempo, derroche de energía y sobrecocción del producto.

Este tratamiento térmico se acostumbra a realizar con un equipo específico, cuya función suele ser solamente la de esterilizar. En el esterilizador o autoclave, el personal debe indicar de manera manual el tiempo y la temperatura a alcanzar.

Una vez iniciada la esterilización, este tipo de equipos no suelen disponer de ningún dispositivo que certifique que se ha llegado a los grados marcados durante el tiempo requerido en todos y cada uno de los recipientes procesados. Asimismo, al realizarse la esterilización con un equipo básico, se pierde la oportunidad de registrar todas las variables del proceso y poder asegurar así su trazabilidad.

Con el preparador de medios Serie AE-MP todos estos problemas desaparecen porque:

  • La evolución del tiempo y temperatura quedan grabados de manera automática dando la opción de introducir hasta 50 programas de usuario mediante una pantalla táctil de 5″.
  • Incluye una sonda flexible que regula y registra los grados centígrados del interior de la cubeta, es decir, efectúa lecturas directamente del interior del líquido. Gracias a ella la temperatura de esterilización es ajustable y debido a la continua agitación la temperatura es completamente homogénea en todo el medio.
  • Se lleva a cabo el control de esterilización con el valor F0 de manera digital. De forma que se puede cuantificar y trabajar con unos mismos objetivos de esterilidad a diversas temperaturas. Esto puede ahorrar energía y permite trabajar profesionalmente con medios de cultivo más termolábiles.
  • Asegura la trazabilidad del procedimiento mediante PC y conexión USB, impresora integrada, jerarquía de usuarios y software.

3. Enfriamiento

Fases del preparador de medios Serie AE-MP: enfriamiento.

Una vez completada la esterilización del medio de cultivo, este se debe enfriar antes de proceder a la dispensación del preparado en sus diferentes envases. Dicha tarea se complica debido a la alta temperatura a la que en ese momento está sometida la elaboración, que puede ser de hasta 121ºC. Temperatura que impide su manipulación, ya que puede provocar graves quemaduras en el operario.

Además, los líquidos en grandes cantidades, ya sean botellas de 1L o de 200 ml, pueden tardar mucho tiempo en enfriarse de forma natural hasta alcanzar una temperatura de manipulación de seguridad. Es por ello por lo que es tan importante que el equipo cuente con una sonda corazón que indique exactamente a qué temperatura se encuentra el medio líquido.

Asimismo, el sistema de enfriamiento rápido mediante serpentín de agua del preparador de medios reducirá muy significativamente la duración de esta fase. Mediante la circulación de agua a través de un serpentín que rodea la cubeta interior, se enfría el medio de cultivo en muy poco tiempo. Además, estos equipos pueden mantener de forma indefinida la temperatura de dispensación adecuada, lo que evita su gelificación, garantizando una fase de dispensación cómoda, segura y eficaz.

4. Dispensación

Fases del preparador de medios Serie AE-MP: dispensación.

Distribuir el medio de cultivo manualmente supone extraer, con sumo cuidado, los diferentes recipientes del esterilizador intentando no derramar su contenido y con el equipo pertinente para evitar cualquier riesgo laboral. Y hacerlo rápidamente para evitar que este se gelifique.

Además, hay que tener en cuenta que a causa de la elevada temperatura del recipiente y de la disolución, el operario puede quemarse. Finalmente, hay que ejercer una postura poco recomendada, ya que los recipientes pesan y sacarlos del esterilizador exige posiciones incómodas e inadecuadas para la espalda lumbar.

Para solucionar estas complicaciones, el preparador de medios también cuenta con la función de dispensar la elaboración. Asimismo, ofrece la posibilidad de realizar un suministro escalable y preciso mediante pedal, retardo o sensor óptico, facilitando una dispensación más rápida. De hecho, puede ser tan rápida como el usuario necesite, ya que la velocidad de cada dispensación se puede ajustar desde 7 ml/s hasta 94 ml/s. Esto hace que la dispensación sea extremadamente rápida y mucho más precisa.

Por otra parte, el preparador de medios permite ajustar la temperatura de dispensación y las líneas de dispensación se pueden limpiar y desinfectar con pulsos de vapor a alta temperatura, tanto antes como durante y después de cada fase de dispensación.

Preparador de medios de cultivo AE-MP de RAYPA, un equipo 4 en 1

Fases del preparador de medios Serie AE-MP de RAYPA

Son muchas las ventajas de contar con el preparador de medios Serie AE-MP de RAYPA. En este artículo solo hemos mencionado unas pocas. De todas ellas, recalcamos la posibilidad de poder producir por ciclo y con solo un equipo desde 5 hasta 90 litros de medio de cultivo, además de llevar a cabo las cuatro fases de dicho procedimiento de forma automática: preparación, esterilización, enfriamiento y dispensación de medios de cultivo.

Gracias a sus prestaciones, diseño ergonómico y gran funcionalidad podrás reducir el tiempo de dedicación, mejorar la calidad del producto preparado, tener un control total del proceso y minimizar los riesgos laborales a los que están expuestos los operarios.

Si quieres optimizar a todos los niveles la producción de tu laboratorio de microbiología o de cultivo de tejidos vegetales, infórmate sobre nuestro preparador de medios de cultivo Serie AE-MP.

Compartir publicación
Si te ha gustado Fases del preparador de medios de cultivo de la Serie AE-MP

También te puede interesar

Te contamos cómo ahorrar tiempo y dinero con un preparador de medios.

Te contamos por qué tu laboratorio debería automatizar parte de dicho proceso.

Específico para laboratorios de microbiología y de cultivo de tejidos vegetales.